Your browser (Internet Explorer 6) is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this and other websites. Learn how to update your browser.
X

Sistema Nacional de Cuidados en Uruguay, aportes a la declaración realizada por organizaciones de la sociedad civil

manos que cuidan

Esta semana, un conjunto de organizaciones de la sociedad civil de Uruguay se pronunciaron acerca de la Rendición de Cuentas del Sistema Nacional de Cuidados. Expreso mi acuerdo con el contenido del comunicado, cuyo texto está disponible luego de estos aportes que realizo.

1. NO ES SUFICIENTE con logar integralidad, transversalidad, participación y un modelo de atención adecuado, que no sea asistencial sino basado en derechos.

2. HAY QUE DEFINIR como se integrarán al sistema los diversos colectivos en un proceso paulatino que incorpore, sobre bases universales, a las poblaciones (adultos mayores, primera infancia y discapacitados). En este sentido se hace imprescindible avanzar en una incorporación paulatina que vaya de los más vulnerables funcional y económicamente a los menos vulnerables.

3. HAY QUE INCORPORAR -también progresivamente- toda la enorme gama de servicios que las poblaciones de una política de cuidados precisa (residenciales, jardines, centros de rehabilitación, teleasistencia, cuidados domiciliarios, servicios médicos). Esto merece estudios que aún no se han realizado en el país.

4. Una vez definido el proceso de incorporación de poblaciones y servicios hay que formar a las personas que atenderán estas poblaciones. Los cuidadores personales son absolutamente insuficientes como propuesta. Se requieren educadores, asistentes sociales, psicólogos, geriatras, educadores para la primera infancia, las diversas disciplinas de la rehabilitación. Por ese motivo hay que hacer algo que aún no se ha hecho para avanzar:

4. DIMENSIONAR el problema para saber cómo avanzamos en la formación de recursos humanos de calidad, cómo construimos la infraestructura necesaria, cómo incorporamos la tecnología adecuada para toda la gama de servicios que vayamos incorporando,

5. DIMENSIONAR, para saber cuánto cuesta y con qué recursos se financia una política de cuidados. Si poblaciones y servicios se van incorporando paulatinamente, de la forma señalada en los puntos 3 y 4, la inversión inicial será más baja y el retorno en empleo en cuidados, en construcción de infraestructura implicará un retorno de la inversión por aumento de la base contributiva. Esto a su vez aumentará los recursos públicos para continuar con el proceso de incorporación de poblaciones y servicios.

6. DEFINIR UN MODELO DE GESTIÓN, es decir la gobernanza del sistema. ¿Serán tres institucionalidades para las tres poblaciones o será una única institucionalidad? Esto aún no es claro. Los servicios existentes hoy están dispersos en una enorme cantidad de agencias del estado (MSP, BPS, Intendencias, ASSE, ANEP, varios ministerios) y también en instituciones privadas y ONGs. ¿Quién gobernará esa institucionalidad?

7. DEFINIR UN MODELO DE FINANCIAMIENTO. ¿De dónde saldrán los recursos? ¿Financiamiento no contributivo, es decir de rentas generales, o financiamiento tipo seguro social (tipo FONASA)? Financiamiento mixto (publico privado) o sólo público?

Jorge Papadópulos_blog_cuadradaPor los siete puntos arriba señalados creo que el avance debe darse no sólo en un marco general que siente las bases de la institucionalidad. A mi juicio no basta con ello y aún más, creo que no se puede avanzar en un marco institucional global si no se adoptan decisiones sobre el modelo de financiamiento, y el modelo de gestión que hace al relacionamiento entre las instituciones que hoy brindan servicios de cuidados.

Dr. Jorge Papadópulos

 

PRONUNCIAMIENTO DE LA SOCIEDAD CIVIL ORGANIZADA SOBRE LA RENDICIÓN DE CUENTAS DEL SISTEMA NACIONAL DE CUIDADOS

“Las organizaciones de la sociedad civil, que hemos promovido y acompañado el proceso de construcción del Sistema Nacional Integrado de Cuidados (SNIC), reconocemos la importancia de la reclamada Rendición de Cuentas que organizó el Gobierno el pasado 24 de julio, a través de la cual recibimos información oficial sobre el estado de desarrollo del Sistema y sus perspectivas, y pudimos expresar algunas inquietudes.

En Uruguay, implementar un sistema de cuidados es una tarea urgente para responder a los cambios demográficos, económicos, sociales y culturales que están en la base del déficit de cuidados existente. Por ello, queremos expresar nuestra frustración y malestar ante la noticia de que las autoridades han decidido postergar la implementación del SNIC para el próximo periodo de Gobierno.

Queremos manifestar que estamos de acuerdo con el marco conceptual de la propuesta, aprobado por el Gabinete Social para la construcción del sistema. Sin embargo, las acciones que se están llevando a cabo, lamentablemente, no siempre responden a esa concepción.

A saber:

Falta de un enfoque integral: Las acciones que se vienen realizando al interior de los ministerios y reparticiones públicas constituyen iniciativas aisladas, con poca o ninguna coordinación entre sí, lo que atenta contra la eficiencia en el uso de los recursos de la población y la necesaria integralidad de las acciones para responder eficazmente a la problemática de cuidados. No se advirtió la existencia de una planificación estratégica con etapas y plazos que contemplen los aspectos de diagnóstico, monitoreo y regulación de los servicios existentes.

Ausencia de transversalidad: Las políticas que se consideran integrantes del sistema, en su gran mayoría, no contemplan los enfoques de derecho, género y generaciones comprometidos en los documentos aprobados por el Gabinete Social.

Dificultad para trascender un enfoque asistencial: No se diferencia claramente una política de cuidados, universal, basada en los derechos de las personas que necesitan cuidados y de las que brindan cuidados, de las imprescindibles acciones de corte asistencial dirigidas a la población más vulnerable (como ejemplo: la mención a las pensiones de invalidez o el programa Uruguay Crece Contigo).

Escasa participación: Falta de espacios permanentes e institucionalizados de intercambio con las organizaciones involucradas en la construcción de este sistema, que permitan la participación activa de la sociedad civil.

Un gobierno que aspira a construir un país con un desarrollo sustentable, más equitativo y democrático, debe perfeccionar su matriz de protección social incluyendo en ella la implementación urgente de un Sistema Nacional Integrado de Cuidados, a fin de asegurar un mayor bienestar de la población y un mayor desarrollo.

Por ello, queremos que en este gobierno se establezca una institucionalidad transitoria del sistema que elabore la ley de creación del mismo para asegurar la permanencia de esta política en el futuro, que elabore un plan de acción con etapas y plazos de implementación y que asuma la responsabilidad por su ejecución.

FIRMAS:

ONAJPU. Organización Nacional de Jubilados y Pensionistas del Uruguay

Asociación Uruguaya de Aldeas Infantiles

Casa de la Mujer de la Unión

CIEDUR. Centro Interdisciplinario de Estudios del Desarrollo, Uruguay

CIRE. Ciudadanas en Red

Cooperativa Caminos

Cooperativa Mujer Ahora

Cotidiano Mujer

CNS Mujeres.

Grupo Cooperativo Petrona Arguello

IACI. Infancia, Adolescencia, Ciudadanía

PIT-CNT – Departamento de Género y Equidad

PIT-CNT – Comisión de Discapacidad

Red Canarias en Movimiento

Red Género Y Familia

Karina Batthyany

Charna Furman”

Compartir