Your browser (Internet Explorer 6) is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this and other websites. Learn how to update your browser.
X

Lo primero es la gente

hospital de ojos

“El único compromiso que tenemos es con las uruguayas y con los uruguayos todos, cualquiera sea su color político, su religión, su color, su clase social. El compromiso con la gente es lo que tenemos y es con lo que nos estamos guiando”.

Dr. Tabaré Vázquez – Presidente de la República

Consejo de Ministros en Paso de los Toros – 10 de marzo de 2008

Uruguay transita un nuevo mojón en su vida democrática, y las razones y las pasiones están en el orden del día de la agenda pública. Sin embargo, día a día la sociedad uruguaya sigue alcanzando conquistas que parecían imposibles, y, aunque muchas veces pasan inadvertidas, mejoran sensiblemente la calidad de vida de nuestra gente. Alcanza con dar una mirada a la realidad internacional para dimensionar adecuadamente lo que la sociedad uruguaya está logrando, en este caso en materia de salud ocular.

Hace diez días el Ministerio de Desarrollo Social (Mides), la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) y el Plenario Intersindical de Trabajadores-Convención Nacional de Trabajadores (PIT-CNT) firmamos un convenio por el cual los trabajadores dependientes y no dependientes afiliados al BPS que perciben ingresos de hasta cinco bases de prestaciones y contribuciones (BPC) accederán a la posibilidad de ser atendidos en el Hospital de Ojos “José Martí”. Son cientos de miles de uruguayas y uruguayos los que están en condiciones, de requerirlo, de acceder en forma gratuita a las intervenciones necesarias para mejorar o recuperar su visión.

Y esta semana se firmó un convenio de similares características entre un conjunto de Cámaras empresariales con el Banco de Previsión Social (BPS) mediante el cual cerca de 10.000 productores rurales familiares y 15.000 trabajadores no dependientes amparados en el régimen de monotributo podrán también, de necesitarlo, atenderse en forma gratuita de eventuales afecciones oculares en el mencionado Hospital. Participaron de mismo la Confederación Empresarial del Uruguay (CEDU), el Centro de Propietarios de Automóviles con Taxímetro, la Comisión Nacional de Fomento Rural, la Asociación Nacional de Micro y Pequeñas Empresas (Anmype) y la Cámara Nacional de la Alimentación.

De esta manera se extiende un derecho que la reforma del sistema sanitario ha garantizado a miles de uruguayas y uruguayos desde la creación del Hospital de Ojos, en el que más de 15.000 pasivos de ingresos medios y bajos han podido recuperar sus capacidades visuales mediante cirugías de cataratas, pterigium y refractaria (miopía, astigmatismo e hipermetropía).

Por otra parte, se continúa llevando adelante una experiencia que demuestra el valor del trabajo mancomunado de organismos gubernamentales y organizaciones de la sociedad civil. Desde julio de 2008 un convenio entre el BPS, Mides, MSP, ASSE y la Organización Nacional de Asociaciones de Jubilados y Pensionistas (Onajpu) ha permitido poner en funcionamiento el Centro Tarará Prado, en el que aquellos pacientes que no cuentan con un lugar físico y un contexto familiar adecuados, puedan permanecer el tiempo necesario para su recuperación posoperatoria.

Le propongo al lector que hagamos un ejercicio juntos. Cierre los ojos por uno, dos, tres, cuatro, cinco segundos, y luego ábralos conmigo. Más de 15.000 pasivos -de hecho, usted lector o lectora puede ser uno de ellos-  ha podido experimentar esa sensación en este poco más de un año de funcionamiento del recientemente nominado Hospital de Ojos “José Martí”.

En el pasado, muchos conciudadanos habían podido experimentar esa sensación pagando sumas importantes de dinero, y recuperaron la capacidad de mirar y ver la belleza del mundo que los rodea, de sus seres queridos, la capacidad visual necesaria para su desarrollo personal.

Ahora lo pueden hacer también ciudadanos que no tienen recursos suficientes, y esos avances acontecen aquí, en Uruguay, no es necesario leerlos en las noticias internacionales. Estos dos convenios extienden la cobertura a cientos de miles de uruguayas y uruguayos.

Construir cambios graduales, responsables, viables, invertir socialmente, abrir oportunidades “ante la ley y ante la vida”, como ha dicho tantas veces el presidente Tabaré Vázquez es el único camino que permitirá al Uruguay recuperar la capacidad de vivir en una sociedad equitativa y con seguridad personal y colectiva. Seguridad jurídica, social, sanitaria, educativa, alimentaria, son necesarias para edificar futuro y desarrollo. La inversión social no es el resultado del crecimiento económico, es requisito imprescindible para el desarrollo de las sociedades y es creadora de empleo y trabajo genuino y dignamente remunerado, la mejor política social que puede construir una nación.

Dr. Jorge Papadópulos

Director – Banco de Previsión Social

Fuente: La República

11 de setiembre de 2009

Compartir