Your browser (Internet Explorer 6) is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this and other websites. Learn how to update your browser.
X

Archive for mayo, 2005

Minientrada

Educación superior y género en Uruguay

Educación superior y género en Uruguay
Dr. Jorge Papadópulos
Lic. Rosario Radakovich

Introducción

La educación superior no solo brinda un conocimiento especializado que permite el desarrollo de actividades denominadas profesionales, útiles para el desarrollo de la carrera individual. También, y fundamentalmente, es un factor relevante para el incremento de la productividad y competitividad de un país. Esto, en un mundo globalizado y en un marco de creciente intercambio comercial es sin duda un elemento que debería condicionar un conjunto de políticas gubernamentales en los países de América latina orientadas a la expansión de la matrícula y a la mejora de la calidad. Adicionalmente, la educación superior genera un conjunto de oportunidades que promueven la movilidad social vertical. Por lo tanto, la educación superior es también un factor de estratificación social. Quienes acceden a educación superior, normalmente debería esperar ocupar mejores posiciones en el mercado de trabajo y mejores ingresos. Según CEPAL en el Panorama Social 1997, las personas logran salir de la pobreza cuando pasan el umbral de 12 años de estudio (en promedio para América Latina). Pero desde el punto de vista de las oportunidades, la educación superior no solo promueve la movilidad social. También, refleja la estructura de desigualdades de una sociedad. En Uruguay, algunos estudios de distribución del gasto público social muestran que el sistema universitario uruguayo genera un proceso de autoselección. Mientras que a nivel de la educación primaria el gasto público social es fuertemente progresivo porque es financiada universalmente y su acceso es también universal, a nivel de educación secundaria el gasto, sin ser regresivo, ya no muestra las características de progresividad de la educación primaria. Es precisamente a nivel de la educación superior que se constata una fuerte regresividad en el gasto. En cuanto la financiación es universal, el acceso está fuertemente segado hacia las clases medias y altas. Y esto es así a pesar que la Universidad de la República (que aglutina al 90% de los estudiantes universitarios) es completamente gratuita y sin restricciones de acceso a ninguna de sus carreras (Davrieux 1991)….

Para acceder al texto completo puede hacer clic en el título del documento.